“La ayuda de la Fundación fue un golpe anímico para nosotros”

0

El Sargento Segundo Miguel Aguilera M y su señora Angelle están tremendamente agradecidos de la ayuda que recibieron para su hijo Bastián Aguilera.

En octubre 2015 el diagnóstico de Bastián era una sinovitis de cadera, inflamación que no trae mayores problemas. Sin embargo, debido a una caída producida por este problema, se fracturó el fémur. “Cuando lo llevamos para que le dieran el alta de la fractura, el doctor notó que la recuperación no era la esperada y algo no andaba bien, había una posible osteomielitis, que podía ser una infección del hueso, lo que  requería una cirugía para remover la infección”, comentó Miguel.

Al siguiente día, el especialista decide realizar un Cintigrama Óseo y posteriormente estuvieron todo un fin de semana con exámenes. “Luego de todos esos exámenes, le hicieron una ecografía que determinó la aparición de una masa”, agregó Angelle.

El diagnóstico de Bastián finalmente fue cáncer, con metástasis en ambas piernas y ramificación en la columna vertebral con categoría 4.

Cuando Miguel y Angelle estaban pasando por el peor momento de sus vidas, reciben un llamado de la asistente social de la Escuela Militar quien entregó apoyo fundamental en el proceso. “Ella estuvo pendiente de nosotros todo el tiempo, siguió nuestro caso y nos guió con respecto a las cosas que teníamos que hacer. Fue ella quien nos contactó con la Fundación. Nos llamó un día para decirnos que nos iban a entregar una ayuda y que debíamos ir a recibirla”, mencionó la madre.

Ninguno de los dos esperaba nada. “En estos momentos uno agradece todo. Y el apoyo emocional es muy importante”, comentan. “Cuando recibimos la ayuda que nos entregaron fue muy emocionante, de verdad jamás pensamos que fuera tan significativa. Entendemos que son miles de casos que gestionan y por lo mismo, no esperábamos tanto”, contó emocionada Angelle.

La Fundación de Señoras del Ejército los ayudó con el pago de  los tratamientos realizados a Bastián. “Fue como un golpe anímico para nosotros. Un respiro, un empujoncito. Tenemos que seguir  para adelante”, agregó.

Compartir