Un espacio de reflexión sobre la familia

0

 

Más de 100 parejas asistieron a la charla “La familia y los desafíos de hoy” organizada por la Fundación de Señoras del Ejército que se realizó el miércoles 5 de julio en la Sala de Juegos de Guerra de la Academia de Guerra del Ejército. El Obispo Castrense, Monseñor Santiago Silva R. fue el responsable de mantener atentos a los asistentes, entre ellos, personal de oficiales y cuadro permanente de unidades dependientes de CEDOC.

Durante su presentación, Monseñor Silva explicó que con el tiempo ha ido variando la perspectiva de la familia y de la persona como “ser”, señalando que  “el matrimonio es la unión de dos personas, un regalo de Dios, que desde ese minuto se convierten en solo una”, aludiendo a los intereses individualistas que se presentan en la actualidad.

Mencionó también la importancia de hacer familia, la complicidad, el respeto, la comunicación y por sobre todo, la importancia del perdón. “El perdón requiere para los cristianos la experiencia de que Dios a ti te perdonó, entonces ¿cómo no eres capaz de perdonar a una persona si contigo Dios lo hizo?”, agregó el Obispo Castrense.

Para Sofía Levenzon, la charla tuvo un sentido especial, porque en esta época las personas no se dan el tiempo para detenerse y reflexionar de estos temas. “Sin duda nos deja una tarea. Volver a mirar dentro de nosotros y contemplar la real visión de nuestro ser, comprendiendo que la vida en pareja tiene altos y bajos, que formar familia es un desafío maravilloso. Debemos cuidar lo que tenemos porque es un regalo de la vida”, afirmó.

Por su parte, el sargento primero de la Jefatura Administrativa y Logística del Campo militar la Reina, Sergio Vergara, dijo que no había tenido la oportunidad de asistir a una charla del Obispo. “El es muy didáctico y entretenido. Su exposición fue muy provechosa porque son temas contingentes que se ven hoy en día. Con mi señora estamos súper contentos de haber participado”.

Monseñor Santiago Silva R. lleva más de 30 años de sacerdocio. El año 2015, el Papa Francisco lo nombró Obispo Castrense de Chile. Actualmente también es Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile.

Compartir