Gracias al compromiso de todos podemos cumplir nuestras metas

0

Brindar apoyo a las familias del Ejército es el objetivo principal de nuestra Fundación. Y es precisamente esto lo que mueve y motiva al equipo de  voluntarias que trabaja a lo largo de Chile no sólo entregando ayuda a quienes lo necesitan, sino que también organizando diferentes actividades que colaboran con su calidad de vida.

Son muchas las cosas que se realizan. Y son muchas las necesidades que existen. Por eso, es que el compromiso de todos es fundamental para cumplir con las metas y dar a respuesta  a tantas  personas que confían que la Fundación les podrá tender una mano.

Es así como durante el primer semestre de este año se han ayudado a cerca de 60 familias en dificultades con canastas de alimento, útiles de aseo personal especiales, medicamentos, insumos médicos, pañales, entre otros.

  • Se entregaron 21 becas a los hijos del personal militar a lo largo de Chile egresados de Enseñanza Media durante el 2015 con excelencia académica.
  • Tres familias fueron apoyadas luego de que se les incendiara su vivienda.
  • Se realizaron mejoras a la Residencia Universitaria de Concepción
  • Se hizo entrega al CRIE artículos terapéuticos como por ejemplo, un balón ejercicio; dos infladores, un cojín y una almohada terapéutica, además de sillas de rueda, entre otros. A esto se le suma la labor constante que efectúan las voluntarias entregando contención a las familias y confeccionando artículos que necesitan los terapeutas para dar una mejor atención a los menores.
  • Las voluntarias de los hospitales militares del norte, de Santiago y de las Fuerzas Armadas de Punta Arenas continúan con su valiosa labor de acompañar a los enfermos hospitalizados y sus familias. Y también entretienen a los niños que asisten a la Guardería Chiquilladas y a la Guardería del Hospital de la región Austral entregándoles libros de pintar, hojas para dibujar y lápices de colores.
  • Se mantiene un contacto permanente con las Residencias Universitarias en diferentes ciudades de Chile con el fin de conocer las necesidades que existen, realizar mejoras y visitar a los jóvenes que viven en ellas. Un trabajo similar efectúan las voluntarias en las Casas de Acogida acompañando a las familias que llegan a hospedarse.