Con la colocación de la Primera Piedra, realizada el martes 22 de marzo en la Villa Militar Baquedano, la Presidenta de la Fundación de Señoras del Ejército, Marianne Stegmann de Oviedo junto al Comandante en Jefe de la Institución, Humberto Oviedo, dieron el vamos a la construcción del Centro de Actividades que se está edificando en el lugar y que se espera inaugurar en el tercer trimestre del año.

A esta ceremonia además asistieron oficiales generales, superiores, jefes, suboficiales mayores, suboficiales y personal de la Guarnición de Iquique; integrantes de la Segunda Brigada Acorazada Cazadores, familias que habitan en esta villa, voluntarias de la Fundación y señoras de los círculos de Suboficiales y Suboficiales mayores en retiro.

Marianne Stegmann se dirigió a los invitados destacando que la construcción de este Centro en la Villa Baquedano era una prioridad, ya que por sus características especiales de alejamiento, requiere disponer de mejores condiciones de apoyo para la familia en su conjunto. “En este lugar, cálido y acogedor, podrán desarrollar diferentes actividades. Esperamos que en seis meses más podamos reunirnos nuevamente a cortar la cinta que nos permita entregar, junto al Ejército, el segundo de estos centros, los cuales pretendemos seguir construyendo en otras guarniciones militares de nuestro país’’, enfatizó.

Luego, el Padre Carlos Melo Cruces efectuó la tradicional bendición del lugar. En sus palabras recalcó el valor de la familia y la labor de acción social que realiza la Fundación de Señoras en beneficio de las familias del Ejército.

Este Centro en Baquedano de 258 metros cuadrados de superficie contará con una sala para talleres, otra para actividades físicas y una  multiuso. Además, tendrá una acogedora kitchenette para tomar café, un sector de baños y la recepción. Cecilia Reyes, arquitecto del Comando de Educación y Doctrina, y quien estuvo a cargo del diseño, cuenta que esta obra sigue una continuidad del edificado en la Villa Cordillera. “Se recrea el concepto de recibir, a través de un ingreso vidriado transparente con cubierta de dos aguas. Además, incorpora un patio cubierto, sombreado para identificarlo con el norte donde será posible desarrollar actividades al aire libre”, afirmó.

Para Alejandra Jaime, quien vivió durante siete años en Baquedano, este Centro será  una buena oportunidad para compartir entre la gente. “Le hará muy bien al lugar contar con estos espacios para hacer actividades’’. Por su parte, Marisol López, residente de la Villa Baquedano, opinó que la ceremonia fue muy emotiva. “Estamos muy felices.  La Señora del Comandante en Jefe fue muy cercana con nosotros. Tenemos mucha confianza en que este proyecto logrará una unión entre las familias y se podrá integrar a los niños, que es uno de los puntos más importantes. Hasta el momento no teníamos un lugar donde hacer actividades, por lo que esperamos que esté listo lo antes posible. Creo que soy una de las más felices de contar con algo así en la Villa Militar”, agregó.