Con una significativa misa de Acción de Gracias, que contó con la participación de la Presidenta de la Fundación, Marianne Stegmann de Oviedo; directoras, voluntarias y amigos,  la Fundación de Señoras del Ejército finalizó las actividades 2016.  

La homilía fue oficiada por el Capellán Claudio Verdugo Cavieres, quien  se refirió a la palabra “testimonio” mencionada varias veces en el Evangelio según San Juan que habla que Jesús vino para mostrar el verdadero corazón del padre a través de las obras. “La vida de fe es visibles en la obras, particularmente cuando ayudamos y servimos a los que más lo necesitan, a los que sufren. Eso es lo que da gloria a Dios. La Fundación de Señoras y sus voluntarias dan testimonio de su linda labor de ayuda a través del apoyo a las familias militares en dificultades y de las diferentes actividades que realiza”, puntualizó el capellán.

Al terminar su predica, el padre Verdugo llamó a los asistentes a reflexionar en víspera de Navidad,  a continuar realizando labores en beneficio del prójimo, a compartir en familia y así, prepararse para el nacimiento de Jesús.